contacto@lasalletuxtla.edu.mx (961)6141953 | (961)6141943
Colegio La Salle

Historia

Historia Colegio La Salle Tuxtla

El Colegio La Salle de Tuxtla A.C. surge de la inquietud de los presbíteros de la Iglesia de Guadalupe, R.P. Fernando y José Cabral, misioneros del Espíritu Santo y oriundos de Zacatecas. Cuyo objetivo era el de formar personas de bien comprometidas con la sociedad a través de un servicio de calidad humana y profesional.

 

Con ayuda de un grupo de familias tuxtlecas y el apoyo del Prof. Ezequiel Nieto, director del Colegio Miguel Hidalgo, abre sus puertas en febrero de 1956 el Colegio Chiapas, con únicamente nivel primaria siendo el primer director del Colegio el Sr. Nicolás Farfán. Un año más tarde comienzan a impartirse clases para secundaria.

 

El Patronato del Colegio Chiapas y la Sociedad de Padres de Familia emprendieron una campaña cuyo fin era que los HH. Lasallistas se trasladaran a Tuxtla y tomasen a su cargo la dirección del Colegio. Y no fue sino hasta fines de 1965 con la llegada del H. Antonio Partida,  quien fuese nombrado director del Colegio. El Colegio Chiapas se reubica y cambia su nombre a Colegio La Salle de Tuxtla a su actual dirección.

 

El H. Director Antonio Partida junto con los HH. Eliseo Sánchez, Arturo Martín del Campo y Saúl Cevada impulsan nuevamente al Colegio renovándolo y permitiendo así que en 1967 se duplicara la matrícula, alcanzando 410 alumnos. Lo que da inicio al segundo periodo en la historia del Colegio.

 

Un informe anual de 1972 anota que las Autoridades Educativas oficiales “tienen en alto grado de estima” al Colegio La Salle de Tuxtla. Años después el Director General de educación en una entrevista expresó: “La Sallé vale mucho”, lo que impulsa el proyecto de la preparatoria.

 

El 26 de febrero de 1972 el Consejo de la Ciudad de México, atendiendo la súplica de la Autoridad Eclesiástica y de la Comunidad Educativa, accede a la iniciación del proyecto de la preparatoria, misma que sería mixta.

 

A principios de junio del siguiente año, tras una fuerte crisis y después de un análisis a conciencia se toma la decisión de dar por terminada la obra. Los profesores lasallistas se retiran y el Colegio está a punto de cerrar sus puertas.

 

Una revista lasallista pública ese año:

 

“¿Se pliegan pues las velas lasallistas en el valle de Tuxtla?...No…Se trata de un relevo de la tripulación: una nueva tomará el mando y lanzará nuevamente la nave “La Salle” … a la mar para un tercer periodo que no concluirá jamás…”

 

Otro artículo aparece diciendo:

 

“El Colegio de Tuxtla no se cierra, seguirá prestando sus servicios educativos en forma igual o quizá mejor. Dos ex hermanos, a quienes mucho apreciamos, seguirán allí en esta apreciable labor.”

 

Mediante un contrato celebrado entre el Patronato y la nueva dirección, en mayo de 1973, el Prof. Carlos Hernández Rizo, como director técnico general, y el Prof. José de la Luz León Martínez, como supervisor general y prefecto de disciplina, comienzan otra etapa de esfuerzos, de sacrificios y de entrega total a la juventud chiapaneca en junio de 1973.

 

De un fragmento de una biografía de Belisario Domínguez: “Le mutilaron la lengua, más no pudieron cortar el fuego de su elocuencia”, podemos afirmar al creer que la elocuencia de San Juan Bautista de La Salle hecha de educación, de elevación moral y de mística inspiradora de una vida humana no resultó mutilada, sino que otra boca será su portavoz.

 

Con esta rápida mirada panorámica podemos tener idea de los éxitos y fracasos, luchas y consuelos que, desde su fundación en 1956, se han saboreado en más de cinco décadas de labor educativa en el Colegio La Salle de Tuxtla.

 

A los HH. Lasallistas y maestros de ayer, de hoy y de siempre, que despiertan la llama viva de la fe y la luz de la ciencia en las mentes de los jóvenes que son la promesa de la PATRIA.